Hay un enfoque potente en Euskadi en línea con el movimiento colaborativo internacional, que está originando estructuras que fomentan la participación en la construcción colectiva de nuestra sociedad.
Así nos lo recuerdan hoy al revisar buenas prácticas a partir del libro blanco de democracia y participación ciudadana para Euskadi.
Los agentes educativos debemos ser conscientes y diseñar estrategias que apoyen un desarrollo humano sostenible, basado en el desarrollo de las personas y el crecimiento de la comunidad, en colaboración con otros agentes sociales.
“…porque a participar se aprende y hay que entrenarse”

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo